Desde un taller mecánico en Cervello siempre se hace hincapié en mantener los amortiguadores en perfecto estado. Y es que estas piezas son fundamentales para evitar cualquier tipo de riesgo en carretera y, por supuesto, para prolongar la vida útil del vehículo. De hecho, ayudan a mantener la total estabilidad de tu vehículo. Por esta razón, hoy vas a aprender a interpretar las señales del desgaste de los amortiguadores que, en numerosas ocasiones, pueden pasar desapercibidas.

En primer lugar, debes saber cuál es la función exacta de los amortiguadores. Estas piezas mantienen el vehículo siempre agarrado al asfalto, mejorando al completo la adherencia. Son totalmente eficaces a la hora de tomar las curvas sin peligro alguno, por ejemplo. Pero, ¿cada cuánto debes cambiarlos en un taller mecánico en Cervello? Se dice que es alrededor de los 100.000 kilómetros recorridos cuando se deben sustituir, sin embargo, todo va a depender de tu tipo de conducción y del fabricante de tu coche. Así, si sueles utilizar más el coche por ciudad, donde sueles frenar y acelerar continuamente, es probable que se desgasten mucho antes que si los utilizas siempre en autopistas.

Cuando los amortiguadores empiezan a deteriorarse, suele notarse a la hora de frenar. En estos casos, puedes detectar como el coche “cabecea” hacia adelante. En numerosas ocasiones, al tomar las curvas, puedes sentir cierta inestabilidad en el vehículo. En otras, puedes notar que la marcha se da de forma irregular o incluso que consumes más combustible de lo habitual.

La sustitución de los amortiguadores es un proceso muy complejo. Por eso, siempre se recomienda acudir a profesionales. El cambio debe realizarse eje por eje, de dos en dos, realizándose una serie de procedimientos para desconectar cables, tubos y otras piezas. Por eso, en VD Motor Show estaremos encantados de garantizar tu seguridad con la sustitución de estas piezas fundamentales, ¡confía en nosotros!